Banco de hielo

Banco de hielo con placas de acero inoxidable

El almacenamiento de hielo provee alta capacidad de enfriamiento para las cargas de enfriamiento de pico, que pueden absorberse con sistemas de refrigeración relativamente pequeños, que deben diseñarse solo para la carga media.

Los costos operativos del almacenamiento de hielo pueden también reducirse considerablemente al utilizar energía nocturna a bajo precio, que a menudo cuesta solo la mitad en comparación con la tarifa normal y limita los requisitos de potencia máxima, determinantes del precio base del proveedor de electricidad.

Modo de almacenamiento o acumulación de hielo: en el almacenamiento de hielo, las placas del evaporador están en un tanque abierto lleno de agua (ej. un tanque rectangular). El hielo se forma, en un plazo de minimo de 4 horas y a una temperatura de evaporación de -10°C alcanza una capa homogénea de hasta 55 mm de espesor (doble del máximo obtenido con tubos de 1,25″) que se adhiere firmemente a las placas.

Modo de refrigeración o fase de descongelamiento: el agua de retorno de los intercambiadores se distribuye a través de un sistema de tuberías dispuesto en el fondo del tanque, asegurando la fusión homogénea del hielo. Un conjunto de tuberías de inyección de aire promueven una fuerte turbulencia proporcionando una transferencia de calor muy efectiva y, por lo tanto, temperaturas más bajas del agua. La circulación de aire se activa automáticamente solo cuando es necesario, para ahorrar energía. A diferencia de los serpentines de tubos, la superficie del hielo es convenientemente  idéntica a la de la placa y permanece constante hasta el final del descongelado,  lo que garantiza un rendimiento de refrigeración constante y muy elevado.

Algunas ventajas

  • La temperatura del agua helada se mantiene constante hasta el final del período de descongelamiento
  • El hielo y el agua únicamente toman contacto con superficies de acero inoxidable
  • El volumen interno y por tanto la carga de refrigerante son más bajos
  • El retorno de aceite está asegurado por el diseño de las placas
  • La separación constante entre las placas permite el fácil acceso, a diferencia de los sistemas de tubos
  • La superficie lisa de las placas facilita su limpieza
  • El uso de tanques existentes es posible (en caso de no ser de acero inoxidable pueden ser facilamente forrados internamente)

Especificaciones técnicas

  • Unidades compactas con tanque de 50 kWh a 2000 kWh de acumulación
  • Sistemas de placas de 2500 kWh a 100000 kWh de acumulación
  • Aptos para todos los refrigerantes y modos de funcionamiento, incluso glicol y CO2
  • Para unidades individuales o sistemas de refrigeración central

Aplicaciones y beneficios

  • Aumente la capacidad de enfriamiento máxima con un sistema de refrigeración más pequeño
  • Reducción de los picos de potencia en la red eléctrica
  • Uso de tarifas bajas por noche

Construcción y dimensiones máximas

Dimensiones típicas, sin unidad condensadora
L (m) / A (m) / A (m)

Sistema compacto: 0.5 / 2.3 / 1.5
Placas tipo A: 2.5 / 2.3 / 2.2
Placas tipo B: 10 / 2.3 / 2.2

1000 kW banco de hielo BUCO
1000 kW banco de hielo BUCO
510 kWh de banco de hielo BUCO con 7 bombas
510 kWh de banco de hielo BUCO con 7 bombas

Aplicamos la ingeniería y la termodinámica de forma óptima a los distintos procesos de fabricación.

Expertos en termodinámica, ingeniería técnica y soldadura definen las dimensiones, el diseño y la fabricación de paneles y sistemas de intercambio de calor según las necesidades específicas del cliente, sea en acero normal, acero austenítico o titanio, garantizando de este modo la comercialización exitosa de sus servicios a nivel internacional.

Para este fin, se recurre a la experiencia acumulada a lo largo de los últimos cien años en el campo de la tecnología de fabricación y los cálculos que se sigue optimizando constantemente.

En la percepción de nuestros clientes el producto Buco significa:

Technical and process-oriented consulting
Thermodynamic efficiency
Quality and longevity